Métodos de Eliminación de Desechos de Alimentos

Los residuos de alimentos son una de las corrientes de residuos más importantes en Oriente Medio, especialmente en la región del CCG. La proliferación de hoteles, restaurantes, restaurantes de comida rápida y cafeterías en la región del Oriente Medio ha generado enormes cantidades de desechos de alimentos. La proporción de residuos de alimentos en el flujo de residuos municipales está aumentando gradualmente y, por lo tanto, es necesario diseñar una estrategia adecuada de gestión de residuos de alimentos para garantizar su eliminación ecológica y sostenible en Oriente Medio.

El desperdicio de alimentos es una fuente de energía sin explotar que en su mayoría termina pudriéndose en vertederos, liberando así gases de efecto invernadero a la atmósfera. Los desechos de alimentos incluyen los desechos orgánicos generados en hoteles, restaurantes, comedores, cafeterías, centros comerciales y parques industriales en forma de restos de alimentos, residuos vegetales, alimentos cocidos y crudos rancios, carne, bolsas de té, servilletas, té en polvo extraído, productos lácteos, etc. Es difícil tratar o reciclar los residuos de alimentos, ya que contienen altos niveles de sal sódica y humedad, y se mezclan con otros residuos durante la recolección.

Los residuos de alimentos se pueden reciclar por dos vías principales:

  • Compostaje: Tratamiento que descompone los residuos biodegradables por microorganismos naturales con oxígeno, en un recipiente cerrado, túnel o pozo
  • Digestión anaeróbica o tecnología de biogás: Tratamiento que descompone los residuos biodegradables en ausencia de oxígeno, produciendo una energía renovable (biogás) que puede utilizarse para generar electricidad y calor.

Compostaje

El compostaje proporciona una alternativa a la eliminación en vertederos de residuos de alimentos, sin embargo, requiere grandes superficies de tierra, produce compuestos orgánicos volátiles y consume energía. El compost es material orgánico que se puede utilizar como enmienda del suelo o como medio para cultivar plantas. El compost maduro es un material estable con un contenido llamado humus que es de color marrón oscuro o negro y tiene un olor terroso similar al suelo. Se crea mediante: la combinación de desechos orgánicos (p. ej., adornos de jardín, desechos de alimentos, abonos) en proporciones adecuadas en pilas, filas o recipientes; la adición de agentes de carga (p. ej., astillas de madera) según sea necesario para acelerar la descomposición de los materiales orgánicos; y permitir que el material terminado se estabilice y madure completamente a través de un proceso de curado.

Digestión anaeróbica

La digestión anaeróbica se ha utilizado con éxito en varios países europeos y asiáticos para estabilizar los desechos de alimentos y proporcionar productos finales beneficiosos. Suecia, Austria, Dinamarca, Alemania e Inglaterra han liderado el desarrollo de nuevas tecnologías avanzadas de biogás y el establecimiento de nuevos proyectos para la conversión de residuos de alimentos en energía. La importancia de la tecnología del biogás radica en el hecho de que hace la mejor utilización posible de diversos desechos orgánicos como fuente renovable de energía limpia. Una planta de biogás es un sistema de energía descentralizado, que puede conducir a la autosuficiencia en las necesidades de calor y energía, y al mismo tiempo reduce la contaminación ambiental.

De los diferentes tipos de residuos orgánicos disponibles, los residuos de alimentos tienen el mayor potencial en términos de explotación económica, ya que contienen una gran cantidad de carbono y se pueden convertir de manera eficiente en biogás y fertilizantes orgánicos. Los desechos de alimentos se pueden utilizar como un único sustrato en una planta de biogás o se pueden digerir conjuntamente con desechos orgánicos como estiércol de vaca, basura de aves de corral, aguas residuales, residuos de cultivos, desechos de mataderos, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.